Octubre

Hay una leve luz caída
entre las hojas de la tarde.
Dame
tu mano y cruza
de puntillas conmigo
para nunca pisarla,
para no arder tan tenue
en sus dormidas brasas
y consumirte lenta
en el perfil del aire.

José Ángel Valente

Anuncios

XV

Pongo las manos sobre mi corazón y siento que late desesperado. –¿Qué quieres tú? Y me contesta: –Romper tu pecho, echar alas, agujerear las paredes, atravesar las casas, volar, loco, a través de la ciudad, encontrarle, ahuecar su pecho y juntarme al suyo.

Alfonsina Storni

Una niña y una coyota: cuento tseltal

Aproximación a la literatura en lenguas indígenas mexicanas

TUL CH’IN ACH’IX SOK ME’OK’IL’

(Lengua tseltal – tzeltal)

Spisil te stalej jme’tatik, te xnujp’inik. Te sbabiyal yal xnich’an te ach’me’tatil. Ya me yik’tayik jilel ta na te sbaj alale, ta xkuchel chebuk si’ sok ya’al te yame’tike, melel ja’ sk’an te oranax spastaj te beluk spasej.

Jun k’aal away te tul ch’in ach’ix sbi’il xmal Pale jil ta sna sok te xch’in yunin yits’in te ayniwan chaneb ja’wil ya’wilal sok ch’in sakil ach’ix. Te sme’ bajt’ta alimal awe’, te jich k’ayem yijk’tay te yaltake.

Te me’ok’ile ijk’ ts’irum laj stsotsil, te nopol ya xpajxa ta xujk’xujk’na. La yil away te ch’in ach’ix Xmal te stukel yak ta kajnan na sok te yits’ine. Te me’ok’ile laj yal: “Ya xbaj kil, ayuk baj ay skomenal sti’bal sk’ebanbon tebuk”.

Te ts’irum me’ok’ile xnijlajlan be’el ta be’el ta u’laytawanej. Ja’ chikan k’ot ta sti’ sna te ch’in ach’ix Xmale. La stoy sit, jich…

Ver la entrada original 2.470 palabras más

Puedo hacer lo que quiera

 

ir, si es mi antojo, por el camino de

las peleas de gallo o, el que lleva al Anfiteatro

de los Perros. También si me da puntada

adentrarme en la cuadra de los acuchillados

o cual Sísifo de las Pasarelas

cruzar los arrabales. Más encima

en la más profunda

en el acto más indisciplinado

dejar caer al cementerio

al Memorial que huele a desmemoria

y recordar y recordar y recordar

meter la lanza en los costados izquierdos

y derechos de las palabras

que ya expiraron.

Elvira Hernández