Amor enterrado

He venido a enterrar el amor
debajo de un árbol,
en el bosque negro y alto,
donde nadie lo pueda ver.

No pondré flores en su cabeza,
ni una lápida a sus pies,
pues esos labios que tanto amaba
fueron amargos, nada.

No volveré al sepulcro,
pues el bosque es frío.
reuniré toda la alegría
que mis manos puedan abarcar.

Estaré todo el día bajo el sol,
donde los salvajes vientos soplan,
pero lloraré por las noches,
cuando no haya nadie para escuchar.

Sara Teasdale

Anuncios

No soy tuya

No soy tuya, no me pierdo en ti,
Nunca me pierdo, aunque mi alma ansía
Perderme como la llama en el mediodía,
Perderme como la nieve en el mar.

Tú me amas, y aún te veo
Como un espíritu hermoso y brillante,
Sin embargo soy yo quien inconstante
Anhela perderse como una luz en la luz.

Arrójame profundo en mi sentimiento,
Apaga mis sentidos, déjame sorda y ciega,
Arrastrada por la tempestad de tu amor
Soy una hoja en la premura del viento.

Sara Teasdale

Sola

Estoy sola: a pesar del amor,
a pesar de lo que tomo y lo que doy,
a pesar de toda tu ternura,
a veces me pesa vivir.

Estoy sola, como si estuviera de pie
sobre el pico más alto del mundo,
acompañada por remolinos de nieve,
y sobre mí: un infinito espacio desplegado;

Con la tierra oculta y cielo escondido,
y sólo el orgullo de mi propio espíritu
cuidándome de la paz de aquellos
que no están solos, habiendo muerto.

Sara Teasdale