Bossanova

Un poco de tristeza
a nadie le hace mal,
me dije y vi
a la tristeza florecer.

Tomo café,
miro la arena llena de pisadas,
oigo como a lo lejos
una música azul.

Veo ser estas flores, también azules,
el milagro de algo
que aún brilla,
desde hace tanto tiempo.

Un poco de tristeza
a nadie le hace mal, me dije y vi
que no era nadie yo sino tan sólo
tu felicidad.

Ricardo Yáñez

Anuncios