Hombres, escúchenme,
yo solo quiero a mi papá

No me interesan
sus huevos partiéndose
entre mis muslos
sus pelos
la clara
frotándose en mis tetas.

No quiero que me sostengan
entre sus brazos
después de hacerme el amor

ni que me den una protección
no correspondida.

No quiero que me alimenten
si eso implica
que también debo alimentarlos.

Raquel Abend van Dalen