he vuelto al camino de la soledad
al camino de la transparencia y la limpieza
he vuelto a los lugares inéditos
donde miedos milenarios pugnan por salir.
he vuelto
yo lo sé,
a la angustia de una noche que se acaba,
al poema terminado,
al silencio,
a mi vida.

María Emilia Cornejo

Anuncios

debí seguir tus consejos,
no leer más a Kafka
ni frecuentar esos cafés
que tú sí frecuentas;
pero es tarde
hace frío
y estoy sola.

María Emilia Cornejo

soy

la muchacha mala de la historia,

la que fornicó con tres hombres

y le sacó cuernos a su marido.

soy la mujer

que lo engaño cotidianamente

por un miserable plato de lentejas,

la que le quitó lentamente su ropaje de bondad

hasta convertirlo en una piedra

negra y estéril

soy la mujer que lo castró

con infinitos gestos de ternura

y gemidos falsos en la cama

soy

la muchacha mala de la historia.

María Emilia Cornejo

entro lentamente por tus venas

hasta inundar

todos los rincones de tu cuerpo

rescato tu nombre milenario

en cada arteria

te pierdo y me encuentro

en la profundidad de tu mirada

sin compañía alguna

invado tus pulmones

y vivo

y me creo

con el aire que respiras

avanzo por debajo de tu piel

y organizo con exactitud

el metabolismo de tus penas

y tu cuerpo se convierte

en la zona sagrada de mi vida.

sin embargo,

hoy es mañana

y mañana será nunca

María Emilia Cornejo