VI

Súrgeme
abundante como el tiempo

déjame darte a luz
para agasajar alegrías

Cúbreme con tu manojo de limos
sugiéreme crisálida

Créceme
de hilos plateados

Precísame
para subyugar tu exacto sentido
de lo hermoso

Armonízame
partitura de tus voces

Evócame
diluviando tus cortezas

no me exiles de la mágica índole
de tus raíces

Tócame
a vuelo de campanas
espárceme miga cuando los ancianos
descansan su vejez en las palomas

Recógeme
caracol de hierbas
ola de cristales para tu ascendencia
de espuma

Constélame
cuando broten noche las estrellas

no me liberes
poseyéndome silencio

Si has de irte
déjame íntima
no me impulses cuando hagan ruido
las aves grises de tu otoño

Espáciame de ti
agótame tus procedencias
déjame latir a solas
aunque transcurran mis edades
cumpliéndose en tu crecimiento.

Leonor Garnier Castro