Valentine

fuiste tú ¿verdad?
¿tú me enviaste un cofre de genitalia?

no dos, pero sí veinticuatro ovarios maduros
con seis inmensos estambres,
cada uno dilatado por el polen
arrojando veneno púrpura
a través de labios curvos, e interiores y suaves pliegues
alrededor de un pistilo carnoso que brilla con una película de humedad,
en los contornos de la punta hinchada
todo floreciendo en un eufórico, húmedo, e hirsuto declive y oliendo…
¿a lluvia recién caída?

gracias por las flores
no leeré mucho sobre eso

Julia Deakin