Di tú por mí, silencio

No era hoy un día de palabras,

Intentos de poemas o discursos,

Ni ningún camino era nuestro.

Para decirnos bastaba un acto sólo,

Y ya que en las palabras no me salvo,

Di tú por mí, silencio, lo que no puedo.

José Saramago