eres de cera

eres de cera
yo esculpí tu cuerpo y te sequé a soplidos
por ojos te di dos semillas de maíz
y por boca un hueco que da al alma

eres de cera
con paciencia, amor y sangre fui acariciando tus contornos
puse en tu pecho al águila
y un trozo de piel.de.jaguar en tu sexo

desde entonces te he cuidado ser de cera
te he hablado con la esperanza de que algún jueves
dejes caer los helechos que te puse como párpados

he tratado de darte voz
he intentado mutarte vida
te he ungido con mis lágrimas para que te reviente el pecho a latidos
para que tus dedos se hiervan de serpientes
y se te llene de pájaros la boca

he intentado darte fiebre
y desdén
y circunstancia
y un puñado de granos de café para que pienses y sueñes

te he creado ser de cera
mal.hijo
mío.

Edson Lechuga

Anuncios

ciudad de olvidos

he recorrido las calles a golpe de aliento
a machete
a lengüetazos

conozco la ciudad como los armadillos conocen el monte
como las luciérnagas la oscuridad
estoy emparentado con la noche y su orgasmo.lunar
he recibido la redención entre las fieles piernas de una puta cualquiera
anodina
de nombre impronunciable y sin apellidos
sé del dragón.de.komodo porque late aquí
late aquí
late aquí:
a un palmo de mi corazón
aún lloro
las lágrimas siguen siendo mi compañía
aún siento
el eco sigue siendo mi destino
he encontrado mi lugar en esta narcótica ciudad de olvidos
aquí:
soy cristal
seré vacío.

Edsón Lechuga

no sé de mí

no sé de mí
de estas tardes lánguidas y espesas como
exhumaciones
ni de estas mis ojeras de noche.voraz que se me
echa encima ni de estas lagrimas ajenas subiendo de mí a mí
como horas largas y gordas y lentas y bajas y
llenas de minutos tristes

no sé de esto que está aquí
en esta habitación donde se amontonan todos
los pedazos de mi vida
de este palpitar que nadie escucha
solo.yo
solo.yo
solo.yo

no es la fe, ni el hambre, ni el invierno
no es mi pueblo con sus cielos
es en mí
en esta grieta en medio de mí
en este todo que me inunda

pienso de mí
de mis ojos que llueven y duelen y duelan y
vuelan y buscan y bufan y bullen y huyen y
fluyen y follan y bogan y ruegan y ruedan y
ceden y llueven nuevamente
otra.vez                nuevamente               otra.vez
pero no sé de mí
ni de estas lágrimas ajenas
o
d
n
e
i
b
u
s de mí a mí.

Edsón Lechuga

uno de ellos

los he visto
solos
lastimando-lastimándose

necios en llevarse a los labios el delirio de las botellas
enmarihuanados hasta el olvido

conozco su calamidad
la tuve aquí
h
u
n
d
i
d
a
en mi pecho

siempre-mienten-siempre-mienten-siempre
mienten
siempre

tan ausentes son que llorar les es imposible
porque sus lágrimas serían lágrimas pasadas

los he visto
lamiendo el daño caleidoscópico que brota de sus porosos.pulmones
temblorosos, huyendo de sus duelos

los he visto
solos
dañando-dañándose

los conozco bien
soy uno de ellos.

Edsón Lechuga

besa

hagas lo que hagas, miente
mantente en el discurso de los cuervos
cierra las puertas y señala, una a una,
a todas las personas que entran en tu cabeza
besa
aunque sea mentira besa
desde la mentira besa
desde la mentira tira, jala, convoca a tu velorio con entusiasmo
baja la mirada y reza
al dios más feo por dios
al dios más solo

entiende en la mentira que el monte es más monte cuando nadie ahí
cuando solo monte

fuma
traza un corte en tu tobillo
transversal
limpio
sepáralo de ti, de tú
libera tu pie y los pasos de su planta
planta
planta una planta
un helecho
un agapanto pando, que vaya pandeando su cuello por el enorme peso de su cabeza

podría decir, decirte: “gira”
haz de ti un rehilete
un molino
una molienda de caña
daña
no intentes evitarlo porque sería intentar evitarte
y tú ni siquiera eres tú
o solo a veces
o solo a besos

podría decir:
“lacónico pulso de libélula”
o
“pequeño lugar de letras y de ombligos”

sin sol somos rocío
culebras obedientes
obscenas
oblicuas
obcecadas y obscuras

sin sal somos la agujeta desatada de un zapato
el botón suelto de una blusa
el cierre abierto de un pantalón
una pupila que se delata
una mentira que se dilata
un cascabel
una herida honda que atraviesa el costillar
un telar
un constante ir tejiendo

cierro las puertas y señalo, una a una,
a todas las personas que entran en mi cabeza.

Edsón Lechuga