Palabras

No malgastes en ofensas
palabras
que un día te sirvieron
para seducirme.
Te prefiero
silencioso
del lado oscuro
que crees
te ilumina.

Claramercedes Arango

Todavía

A Olga Orozco

Todavía me duelen
las manos que me faltan,
las que hicieron música
en mi cuerpo.
Todavía me duelen
las manos que me faltan,
las del atrevido ilusionista
que engañó mi pubertad.
Todavía me duelen
las manos que me faltan,
aquéllas que me guiaron
para hacer el poema.

Claramercedes Arango