Mansedumbre

Qué ardua qué serena
esta tristeza
de al fin dejarse estar a solas
con la sombra.
O ya sin ella.

Ana Emilia Lahitte