Yo soy

¿mis alas?
dos pétalos podridos

¿mi razón?
copitas de vino agrio

¿mi vida?
vacío bien pensado

¿mi cuerpo?
un tajo en la silla

¿mi vaivén?
un gong infantil

¿mi rostro?
un cero disimulado

¿mis ojos?
¡ah! trozos de infinito

Alejandra Pizarnik

La sombra

Voy recorriendo calles con mi sombra
delante de los ojos; no es posible
que esta sombra me huela ya a difunto
a cuatro cirios y un adiós rotundo.
Voy tras mi sombra que se agita, tiembla
un instante después de yo agitarme
y me pregunto entonces: ¿es posible
que este “nada de tiempo” entre mi sombra
y mi sentir sea espectro de la muerte,
el último peldaño que aún me queda?

Julio Mariscal Montes