la calle se enciende como un fósforo
y huele a flores blancas
las mujeres son crines salvajes
y los hombres humo,
el mundo está firme en sus dudas
se oye una carcajada que lo rompe todo a la mitad y sin embargo sé
que hay un lugar para sentirse a salvo

Isabel García Mellado

Anuncios