Lo veo dormir Nos tocan las palabras hondo. Nos sembramos para siempre uno en el otro.

Nadie nos salvará. Nadie puede borrarnos el mordido, el olor a coco, los labios, los domingos.

No puedo ser.

Toda la sal del mundo cayó sobre la mesa.

Gabriela Rosas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s