Cada 14 días muere un idioma

Se lamentaba Wislawa Szymborska
del infinito en medio de la carta
y el encuentro. Otro tiempo discurría
entre las dos nostalgias separadas.

La poeta tenía razón:
las cartas alongaban las semanas.

Pero ahora que nadie las escribe
el tiempo es un veloz guepardo en caza,
basta que el semanario dé la vuelta
y se enciendan las lenguas ancestrales.

Rolando Kattan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s