Aprendizaje

Cuando era pequeña

miraba llover

en los ojos de los caballos

No se parece a nada

a ninguna otra tristeza

sobre la tierra

Creo que entonces

en esa lluvia incesante

aprendí

la melancolía

su vago hechizo

su lento desolar

Nélida Cañas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s