Pertenezco
a una raza de mujeres
que se destruyen
a medianoche

insinúan perfiles
voces rasgadas

son ellas
las que poseen
el triste prestigio
de abandonarse
a la caída
ellas
las que saben de tiempos
que no necesitan
nombrarse

agotarse

olvidarse

Jacqueline Goldberg

Por qué no soy pintor

No soy pintor, soy poeta.
¿Por qué? Creo que preferiría ser
pintor, pero no lo soy.
Frank O’ Hara

Mi mirada por un resquicio estima el espacio
a la altura de un horizonte tirante.

Lazos y líneas perforan de flanco los puntos
de fuga describiendo lo que escapa.

Veo que los considerandos son medibles: los sopeso
en una mano que tú aprietas y con ella doy un golpe

en la mesa como con un puño. Oigo cómo
retumba en la habitación contigua.

Deja que se encarame en ti el niño y mantén a distancia
mejilla con mejilla el mundo.

Cierra una puerta para provocar algo:
una forma de seguridad en la casa

descolorida ligeramente desplazada. Los suelos
ceden y se hienden las paredes.

Tengo un pincel pero no encuentro centro.
Ni margen por donde empezar.

Maria Barnas